Plantaciónes y desbroces


Una plantación forestal radica en la instauración de árboles que constituyen una masa boscosa y que tiene un diseño, tamaño y especies definidas para consumar objetivos específicos como plantación productiva, fuente energética, protección de zonas agrícolas, protección de espejos de agua, corrección de problemas de erosión, plantaciones silvopastoriles…
Ese objetivo es el que permite determinar la densidad de la siembra, de los rendimientos y de los costes que acarreará la plantación, junto con la selección de las especies adecuadas y de su programación para la producción. Para que todo esto sea un hecho, es imprescindible realizar un previo estudio de las condiciones naturales en las que se desarrollará la plantación, además de la planeación y distribución de la zona, con el de prosperar en el éxito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR